Inspección de tuberías

Inspección de tuberías

Entre los trabajos más importantes de nuestra empresa de desatascos en Alicante, encontramos la inspección de tuberías. La inspección puede darse para la localización de diversos problemas infraestructurales, problemas que no pueden ser vistos a contacto visual directo.

No son incidencias que ocurran en zonas fáciles o accesibles de las redes de agua, sino precisamente en áreas en las que es muy difícil llegar.

La inspección de tuberías, obviamente, no se produce cuando se sabe o se sospecha que el atasco está cerca del sumidero o el sifón. Estos son elementos accesibles y que pueden ser directamente intervenidos y desmontados.

Pero ¿qué ocurre cuando el atranque está en una zona de difícil acceso o muy alejada de accesos directos? Antiguamente, solo quedaba el remedio de practicar obras de albañilería que incluían zanjas y rotos más o menos pronunciados.

Actualmente, las cosas han cambiado y este tipo de obras son totalmente prescindibles. Para sustituirlas están los aparatos de inspección de tuberías, entre los que podemos nombrar:

  • Cámaras de TV. Incluyen microcámaras y son de los dispositivos más conocidos y usados en este ámbito. Por medio de las cámaras de visión interior, se visiona cualquier parte de las tuberías, obteniéndose imágenes y fotografías de gran calidad. También hay que disponer de microcámaras, pues a veces las obstrucciones se producen en conductos con un diámetro muy pequeño. Gracias a estos pequeños dispositivos de imagen, podremos conseguir que hasta el más pequeño conducto, se libre de problemas relacionados con suciedad, con herrumbre... Es necesario que la empresa de desatascos disponga de todos los dispositivos para llegar a cualquier área.
  • Correladores y geófonos. Los correladores y geófonos se dedican en especial al hallazgo de las fugas de agua ocultas. Este problema es de los más frecuentes en edificios antiguos. Los conductos de AFS o ACS, así como las cañerías de saneamiento, pueden deteriorarse por múltiples razones. Cuando se producen estas pequeñas fisuras, el agua sale sin encontrar más obstáculo que los elementos de construcción y otras infraestructuras. Las filtraciones van reblandeciendo todo lo que tienen alrededor, tomando vías que derivarán en manchas de humedad. Las manchas de humedad y las goteras pueden tener dos razones para su aparición: problemas en las redes hidráulicas o en las paredes o techos. Los correladores y los geófonos se emplean para detectar fugas ocultas sin necesidad de picar. Antiguamente, cuando era preciso reconocer una fuga, había que picar y realizar obras de albañilería hasta dar con ella, la cual se detectaba echando agua, espuma... Por supuesto, hoy en día estos métodos han quedado totalmente obsoletos.
  • Bastones de radiofrecuencia. Los aparatos de radiofrecuencia son de los más utilizados en el mundo de la identificación de problemas en redes de agua, en este caso arquetas ocultas. Es otro de los problemas cuando se dan incidencias en las redes y estas parten de un defecto en la arqueta. Los bastones de radiofrecuencia serán los aparatos mediante los cuales se detectarán las arquetas escondidas, enterradas bajo el suelo y cuyo deterioro puede ocasionar muchos problemas en la generalidad de las redes.

La inspección de redes se produce, en resumen, para localizar en poco tiempo incidencias que, de otra manera, supondrían muchos gastos económicos y de otros recursos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE